Últimos temas
» ¿Quieres trabajar?
7/6/2018, 2:36 pm por RuizHill

» Así son los jóvenes gais de la derecha española
7/6/2018, 2:16 pm por RuizHill

» Los submarinos de la flora soviética
7/6/2018, 2:07 pm por RuizHill

» Trenes que te hacen soñar.
7/6/2018, 2:01 pm por RuizHill

» Carreras de drones con cámara, una pasada
7/6/2018, 1:47 pm por RuizHill

» Una pintura increible
7/6/2018, 1:43 pm por RuizHill

» El discurso de Putin
24/5/2018, 6:47 pm por pol44

» • La cadena de noticias CNN reconoce que Hercólubus existe...
14/5/2018, 2:23 am por Regeneración

» ¿Habéis oído hablar de los premios Ig Nobel? te partes
3/5/2018, 7:51 am por carlossequera24

»  Peruana recibe prestigioso premio ambiental “Goldman”
3/5/2018, 7:49 am por carlossequera24

» Monarquía o República?
3/5/2018, 7:45 am por carlossequera24

» ¿Qué os parece este mapa animado del castellano?
3/5/2018, 7:42 am por carlossequera24

» El trader más joven del mundo
3/5/2018, 7:38 am por carlossequera24

» Mejor televisor
9/4/2018, 6:05 am por Juantv

» Corruptos
7/4/2018, 7:17 am por jeffrey67

» Himno de España
7/4/2018, 7:15 am por jeffrey67

» • Si la GUERRA llega... a Suecia.
4/4/2018, 9:58 pm por Regeneración

» Me presento
3/4/2018, 8:34 am por ArmandoTF

» El maíz se habría originado en los Andes del Perú
3/4/2018, 8:30 am por ArmandoTF

» Himno de España
14/2/2018, 10:27 pm por J Santiago

» Himno de España
3/2/2018, 6:37 am por J Santiago

» La verdadera historia de España y todos sus acontecimientos..
27/12/2017, 5:26 pm por lahistoriadeespaña

» Elsa Pataky, la belleza española
21/11/2017, 5:14 am por 1492.ForoEspaña.com

» España y Portugal, un único Estado
9/11/2017, 11:09 am por juan daniel medina

» Me presento
16/9/2017, 11:48 pm por Viriatus

» ¿Se habla mejor español en América que en España?
5/8/2017, 8:23 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Camino de Santiago
5/8/2017, 8:22 pm por 1492.ForoEspaña.com

» 10 razones para que un catalán se haga madridista
5/8/2017, 8:21 pm por 1492.ForoEspaña.com

» EL TERCER GRAN REY DE ESPAÑA
5/8/2017, 8:19 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Soy nueva en madrid y necesito un fisio
5/8/2017, 8:18 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Nueva aquí
5/8/2017, 8:18 pm por 1492.ForoEspaña.com

» OFERTA EN GAFAS DE SOL DERAWAY
27/7/2017, 11:04 pm por 1492.ForoEspaña.com

» ¿Cuál de estas 10 os gusta más?
31/3/2017, 7:16 am por 1492.ForoEspaña.com

» • Vuelve la MILI OBLIGATORIA en Suecia...
25/3/2017, 5:50 am por Regeneración

» Si estudies portugués
19/3/2017, 8:04 pm por Ferenc Nagy

» Concesion de Nacionalidad Española a Descendientes nacidos en el extranjero
8/3/2017, 3:49 am por Mario Neira

» VIVIR EN TENERIFE o ALICANTE?
4/3/2017, 1:20 pm por 1492.ForoEspaña.com

» ¿qué opinas que de Barcelona se separe de Cataluña?
18/2/2017, 6:36 am por 1492.ForoEspaña.com

» AYUDA PARA PONER AVISO EN INTERNET
14/2/2017, 11:22 am por salveelatun

» Hola a todos/as ¿Cómo estáis? Mi nombre es Nacho. Soy Compositor y Cantante
22/1/2017, 12:24 pm por Onikirimaru004

» Las diez mejores playas de España, según los internautas
1/1/2017, 9:28 am por leonimadrid

» os habéis dado cuenta de que los españoles somos despreciados en todas partes del mundo?
22/12/2016, 8:39 am por ema51

» El Timo de Movistar de NUBICO
20/12/2016, 9:39 am por ema51

» ¡Hola! Soy nuevo en el foro
19/12/2016, 12:08 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Pedro Muñoz Seca
17/12/2016, 12:01 am por Persia

» Cuáles son las mejores casas de apuestas?
7/11/2016, 8:20 am por calle14

» Tenemos el Foro un poco parado
6/11/2016, 1:44 pm por 1492.ForoEspaña.com

» • España, un país cada vez más cercano a los países segundomundistas...
6/11/2016, 1:42 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Hola a todos, me presento como nuevo
6/11/2016, 3:56 am por CHECHENA

» Monedas sociales. Todo lo que tienes que saber de las 10 más importantes.
6/11/2016, 2:12 am por CHECHENA

» Hola, soy de Perú
6/11/2016, 2:10 am por CHECHENA

» ESTOS SON LOS MEJORES ARTÍCULOS DE OCTUBRE
6/11/2016, 2:09 am por CHECHENA

» ¿Quién es el responsable de que haya unas nuevas elecciones?
6/11/2016, 2:07 am por CHECHENA

» Trajano se murio
5/11/2016, 6:31 pm por CHECHENA

» Ha fallecido nuestro amigo y forero Trajano (autor de más de 8500 mensajes)
5/11/2016, 6:28 pm por CHECHENA

» ¿Por el día tienes sueño y por la noche no hay quien te acueste?
5/11/2016, 6:26 pm por CHECHENA

» ¿Qué opinas de estas modelos?
5/11/2016, 6:24 pm por CHECHENA

» 8 lugares que deberías ver antes de morirte
5/11/2016, 6:21 pm por CHECHENA

» COMO COLOCO MI FOTO
5/11/2016, 6:15 pm por CHECHENA

» Reflexión sobre la prostitución
5/11/2016, 6:10 pm por CHECHENA

» Los 10 reyes más sádicos de la historia
2/11/2016, 9:04 am por ema51

» Perdí mi vida buscando algo que nunca encontré
24/10/2016, 5:51 am por 1492.ForoEspaña.com

» ¿Es recomendable hacer regalos a los clientes?
24/10/2016, 12:19 am por 1492.ForoEspaña.com

» ¿Sabes lo que te estás perdiendo por no visitar Bélgica?
23/10/2016, 8:15 am por 1492.ForoEspaña.com

» Dinero facil
23/10/2016, 8:12 am por 1492.ForoEspaña.com

» Todo lo que debes saber sobre Batman
15/10/2016, 12:54 pm por 1492.ForoEspaña.com

» HOLA SOY NUEVA
15/10/2016, 12:48 pm por 1492.ForoEspaña.com

» nueva
15/10/2016, 12:47 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Me presento
6/10/2016, 3:49 am por 1492.ForoEspaña.com

» Mis rincones favoritos de España
26/9/2016, 11:24 am por calle14

» Diseño de interiores, pantallas personalizadas
2/9/2016, 1:13 am por sistema.ides

» amigos AYUDA!!!!
23/8/2016, 4:39 pm por FRIDA

» Que tal nuevo en el foro y soy de Perú, pregunten lo que sea.
22/8/2016, 6:26 pm por ??? (Anónimo)

» Comparador de Amazon
18/8/2016, 4:07 am por Mara_14

» Estos son los 20 pueblos más bellos de nuestro país
18/8/2016, 3:27 am por Mara_14

» Hola a todos!!!
18/8/2016, 3:24 am por Mara_14

» Jon Sistiaga manipula documental.
7/8/2016, 10:44 am por werpronm

» • Documental 'El Caso Bar España'...
6/8/2016, 11:31 pm por Regeneración

» • Todos, de una forma u otra, tenemos el pasado manchado...
5/8/2016, 10:45 am por 1492.ForoEspaña.com

» • 'DISSIDENTS'. El precio de la discrepancia en la Cataluña nacionalista.
1/8/2016, 1:34 am por colmagroprisca

» Manifiesto de Juan Pablo Vizcardo y Guzmán; “Carta a los españoles americanos”
30/7/2016, 7:14 am por juan daniel medina

» Las presentadoras más guapas
28/7/2016, 3:30 am por Cruzadito

» Hierbas medicinales
20/7/2016, 11:34 pm por sistema.ides

» Lo siento, es largo, pero si no lo digo reviento.
15/7/2016, 2:50 am por Cruzadito

» Arlekin de cronicas marcianas
13/7/2016, 9:56 am por 1492.ForoEspaña.com

» CANAL DE YOUTUBE ARLEKIN
13/7/2016, 9:55 am por 1492.ForoEspaña.com

» • La GRAN MENTIRA de lo que se (mal) llamó 'Síndrome del Aceite de Colza Desnaturalizado'.
21/6/2016, 3:48 am por Regeneración

» Año 1953, Madrid
20/6/2016, 5:05 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Castellón de la Plana
20/6/2016, 3:28 pm por Ferenc Nagy

» • Por desgracia hay gente que AÚN NO SE HA ENTERADO...
19/6/2016, 2:20 am por Regeneración

» Cuba Española
18/6/2016, 6:53 pm por 1492.ForoEspaña.com

» 50 blogueros, youtubers e instagramers de 19 países hacen un homenaje a Cervantes
18/6/2016, 6:52 pm por 1492.ForoEspaña.com

» Los Andes y los Alpes - melodías ancestrales
15/6/2016, 7:32 am por dafnis

»  ¿A quién vas a votar el 26-J?
12/6/2016, 8:24 pm por DON JUSTO

» 9 asombrosos beneficios que seguramente no conocías acerca de la cebolla
11/6/2016, 7:41 am por ronal12

» UNIDOS PODEMOS
9/6/2016, 6:39 pm por DON JUSTO

» ¿Quién crees que ha ganado el debate entre los líderes de Podemos y Ciudadanos moderado por Jordi Évole?
7/6/2016, 1:54 am por DON JUSTO

» ¿Qué opinas de la gestación subrogada?
6/6/2016, 7:45 am por 1492.ForoEspaña.com

» Cómo ganar dinero ¡¡SÓLO PARA ESTUDIANTES!!
6/6/2016, 7:42 am por 1492.ForoEspaña.com

Gafas de sol polarizadas Deraway
Estadísticas
Tenemos 3224 miembros registrados.
El último usuario registrado es RuizHill.

Nuestros miembros han publicado un total de 111371 mensajes en 10782 argumentos.
REGÍSTRATE PARA ENTRAR EN EL SORTEO

Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Ir abajo

Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 8/6/2014, 9:24 pm

A partir de 711, la desaparición del reino visigodo y la conquista musulmana de la mayor parte de la península Ibérica marcaron una ruptura drástica en el devenir de la historia española. Desde entonces, la España medieval vivió un contexto geopolítico y social determinado durante mucho tiempo por la presencia de una serie de territorios cristianos en el norte y de al-Andalus, el país de dominio islámico, al sur de los mismos.

En el caso cristiano, el escenario inicial de desarrollo de los citados territorios fue la franja que llevaba de la cordillera Cantábrica a los Pirineos. Hasta finales del siglo IX y principios del siglo X, aquí se produjo el nacimiento y la mayor o menor consolidación de lo que se ha dado en llamar los primeros “núcleos de resistencia al Islam”. Núcleos que, en la vertiente occidental de dicha franja, cristalizaron ya en ese período en el reino astur, mientras que fueron el germen en la mitad pirenaica de los ámbitos navarro, aragonés y catalán.
(...)
Pese a todo, sí es seguro que el núcleo astur fue el más precoz en surgir y, en su momento, afirmarse como reino. Su aparición puede datarse en el transcurso de la primera mitad del siglo VIII en la cornisa cantábrica, esencialmente en la zona habitada por los pueblos que los visigodos llamaron primero ‘cántabros’ y luego ‘astures’. En concreto, un personaje y un acontecimiento focalizan hasta lo legendario el nacimiento de la realidad asturiana: Pelayo y la batalla de Covadonga en 722, donde un grupo de montañeses y, quizá, de visigodos, con la participación del propio Pelayo, derrotó a una expedición musulmana.

Mientras que parece que los musulmanes tendieron a rebajar las secuelas del choque, los relatos cristianos magnificaron ya desde el siglo IX lo ocurrido en Covadonga: esta acción fue la primera victoria cristiana ante los islamitas desde 711 y, además, simbolizó el punto de partida de la ‘reconquista’, es decir, de la recuperación y reconstitución de lo que había sido la España visigoda y cristiana, después de que ésta se hubiera ‘perdido’ por culpa de la invasión árabe. Los ecos de esta interpretación han llegado hasta la contemporaneidad. Pero, mayoritariamente, hoy se piensa que Covadonga fue una escaramuza de poco relieve militar y que, en todo caso, podría representar una expresión más de la actitud secular de resistencia que los pueblos norteños habían mostrado frente a cualquier intento de dominación, de los romanos y los visigodos en su día o de los musulmanes ahora. Así, la importancia de Covadonga no derivaría tanto del enfrentamiento armado en sí mismo, como de la utilización ideológica e histórica que se hizo de él posteriormente por parte cristiana.

En esa línea, la tradición atribuye a esta batalla el afianzamiento en el trono astur de Pelayo, quien ya habría sido elegido como caudillo en una asamblea de la aristocracia celebrada en torno al año 718. De hecho, crónicas más tardías otorgan a este Pelayo la condición de primer rey de Asturias, que gobernó en Cangas de Onís. El problema se plantea a la hora de saber con exactitud quién era este personaje, puesto que de él se han propuesto dos posibles alternativas: o era un jefe de ascendencia cántabro-astur o, como parece exponerse con más frecuencia, era un antiguo noble (spatarius) de la corte real visigoda. En cualquiera de las dos opciones, Pelayo perteneció probablemente al sector de los grandes propietarios de la fachada cantábrica, donde él y su familia figuraban bien arraigados.

La discusión sobre los orígenes de Pelayo insinúa una dualidad que, por otro lado, está en la base de la misma conformación del núcleo astur: en él existía una población montañesa autóctona, a la que se añadió un contingente indeterminado de visigodos –tal vez menos numeroso de lo que se había supuesto– que se refugiaron en el norte, escapando del dominio musulmán. Una hipótesis extendida sugiere que estos visigodos, muchos de ellos de raíz aristocrática, fueron capaces de encuadrar, organizar y cohesionar alrededor del reino astur al conjunto de la sociedad septentrional. No obstante, lo cierto es que la respuesta a la pregunta de cómo se produjo al final la combinación entre poblaciones (la local y la inmigrada) sigue en el aire, entre otras cosas porque habría que explicar la aparente facilidad con la que cántabro-astures y visigodos se aliaron a inicios del siglo VIII contra los musulmanes, cuando hasta ese instante habían vivido como enemigos.

Pelayo murió en 737 y, como síntoma del prestigio y el poder que había acumulado, el liderato del núcleo astur se perpetuó en su estirpe: primero en su hijo Fávila (737-739), después en su yerno Alfonso I (739-757), y más tarde, durante el resto del siglo VIII, en otros sujetos vinculados más o menos directamente con su tronco familiar. De todos modos, tras Pelayo, buena parte de los tiempos inaugurales de la estructura astur debieron desarrollarse en un contexto de lucha por la supervivencia y de lenta organización –territorial, humana e institucional– de una creación política que era completamente nueva en el área. Incluso no falta quien estima que, entonces, parece excesivo hablar de Asturias como de un reino que contaba con un espacio bien articulado y vertebrado administrativamente.

Todo esto no impide que, en la etapa que va de 737 a 791, se detecten algunos fenómenos importantes y de trascendencia para el futuro: la ampliación de Asturias hacia el oeste y hacia el este mediante mecanismos en apariencia de repoblación oficial, conducida en particular por Alfonso I, de manera que el país acabó abarcando desde la costa gallega hasta cerca del Nervión y los afluentes del alto Ebro y contactó con otros pueblos que, como galaicos y vascones, también ocupaban los valles y el litoral cantábricos; la actividad depredatoria hacia el sur (la cuenca del Duero), protagonizada de nuevo sobre todo por Alfonso I, que se hizo aprovechando las luchas intestinas sufridas paralelamente por al-Andalus; y el estallido de tensiones sociales (rebeliones de galaicos y vascones, de magnates palaciegos y de campesinos), que testimonian los procesos de remodelación, reajuste de fuerzas y consolidación de poderes que estaban produciéndose dentro de la sociedad astur. Además, en el territorio ya dilatado que controlaba esta misma sociedad fue verificándose más o menos intensamente la aclimatación, allí donde no estaban implantados, de patrones culturales propios del mundo romano-visigodo: entre otros, el cristianismo, el cereal, la propiedad privada, el derecho escrito y las relaciones jerárquicas de tipo aristocrático.

El año 791 confluyeron dos hechos de relieve: por un lado, al-Andalus, que hasta ese momento no había emprendido acciones hostiles de importancia contra el sector noroccidental de la península, reaccionó militarmente y comenzó a desplegar una serie de ataques que se sucedieron de forma periódica hasta mediados del siglo IX; por el otro, Alfonso II empezó a gobernar en Asturias, donde se mantuvo en el poder hasta 842. También, al principio de la última década del siglo VIII, la zona astur seguía comprendiendo sólo un conjunto de comarcas cantábricas, carentes de focos calificables plenamente como urbanos. Su frontera meridional, más que una línea precisa y definida, era una ‘tierra de nadie’ no incorporada ni a Asturias ni a al-Andalus, que bajaba de la cordillera Cantábrica a la Central, es decir, incluía las dos vertientes del Duero. Superadas viejas polémicas sobre el índice de poblamiento de esta extensa área limítrofe, hoy se sabe que no permaneció vacía durante los siglos VIII y IX, si bien debió adolecer de gran debilidad demográfica. En cualquier caso, desde la perspectiva cristiana, la cuenca del Duero constituyó entonces una especie de glacis defensivo parcial frente a los musulmanes, que podían tropezar con problemas para encontrar allí puntos de apoyo estratégico y alimentario en sus incursiones hacia el norte.

Con estas bases de partida, el largo reinado de Alfonso II es considerado habitualmente un período clave en la historia astur. Con él culminó la gestación de este núcleo septentrional y, en términos político-territoriales internos y externos, se alcanzaron cotas significativas. Por ejemplo, de entrada, el soberano trasladó la corte a Oviedo desde Pravia, donde se había instalado en tiempos de Silo (774-783). La nueva categoría de la capital ovetense simbolizó cómo el centro de la actual Asturias estaba convirtiéndose en el auténtico corazón de un reino que comenzaba ya a estructurarse mejor. Mientras, en el plano exterior, la pugna con los andalusíes –que penetraban muchas veces por los extremos del dominio astur del este y el oeste– se saldó con una alternancia de victorias y derrotas. Se ha dicho que esta situación representaría un cierto equilibrio militar entre ambos bandos, lo que permitió a los astures no sólo contener las empresas musulmanas, sino también llevar a cabo acciones ofensivas, como el saqueo realizado sobre Lisboa en 798.

A pesar de los inevitables flujos y reflujos en la ocupación espacial que provocaba la oscilación de coyunturas bélicas, el balance de la etapa de Alfonso II aseguró el control astur de Galicia, el norte de León y el curso alto del Ebro y, asimismo, reforzó determinados avances colonizadores, incluso al sur de la cordillera Cantábrica. En esos avances participaron cristianos inmigrados de al-Andalus (los mozárabes), que viajaron al norte como consecuencia de las revueltas que desataron en Mérida, Toledo, Zaragoza y Córdoba, sobre todo. Aparte, parece que la necesidad de afianzamiento político de Asturias también ante al Islam, entre otros factores, llevó a Alfonso a establecer lazos diplomáticos con los gobernantes de Pamplona y, en particular, con los carolingios. Hacia las cortes de éstos últimos se dirigieron como mínimo tres embajadas astures en 795, 797 y 798, que tejieron un vínculo estrecho en el que Alfonso llegó a presentarse como vasallo del propio Carlomagno.

En suma, todo apunta a que bajo Alfonso II se construyó una realidad más sólida que la de sus predecesores, gracias a la cual quedó garantizada la incardinación del reino astur en el contexto político español y europeo de la época. Su sucesor inmediato (Ramiro I, 842-850) tuvo que afrontar las sublevaciones internas de algunos aristócratas y el peligro de las razias normandas. Pero es tras él cuando se abre una nueva fase fundamental en la evolución asturiana, que conduce ya hasta el siglo X y que es cubierta por los reinados de Ordoño I (850-866) y, muy en especial, de Alfonso III (866-910).

La narración de los acontecimientos de esta fase está plagada de discordias internas, de luchas contra los musulmanes, y de múltiples incursiones del norte cristiano al sur andalusí, y a la inversa. No obstante, sobre todo con el tercer Alfonso, ello se desarrolló en un marco en el que la monarquía astur se consolidó ampliamente a nivel institucional, en el que el espacio del reino se delimitó con claridad y, básicamente, en el que se produjo una enorme expansión del territorio hacia el sur por vía de la anexión política y de la colonización y la repoblación humanas. A tales elementos no fueron ajenos los conflictos interiores padecidos por al-Andalus de manera simultánea, los cuales, junto a la condición de ‘tierra de nadie’ de la meseta del Duero, facilitaron el progreso de las posiciones astures.

Acerca de este progreso puede debatirse si hay que otorgar más importancia en él a las campañas militares, o a las dinámicas de transformación socioeconómica del mundo cristiano y, en paralelo, a la acción cotidiana y tradicional de grupos campesinos que ponían en cultivo los terrazgos. Pero, de lo que no hay duda, es de que la ganancia territorial experimentada por el reino astur fue impresionante: casi 70.000 kilómetros cuadrados nuevos se obtuvieron ahora, lo que implicó llegar en conjunto a la línea del Duero, y aún más al sur en el sector del futuro Portugal. Así, en medio del consiguiente fenómeno de ocupación verificado en este tránsito del siglo IX al X, se fundaron u oficializaron su poblamiento plazas como Oporto, Coimbra, León, Astorga, Zamora, Toro, Sahagún, Burgos y Osma.

El protagonismo de este proceso fue compartido, en diversas escalas, por los monarcas y los aristócratas, pero también por las comunidades monásticas (que eran en la época focos esenciales de integración espacial, socioeconómica y cultural) y por las iniciativas particulares de individuos o pequeños grupos, amparadas o no por los reyes, que se adueñaban de territorios y los explotaban. En ocasiones, la fórmula jurídica que sancionaba los asentamientos era la denominada ‘presura’, que permitía adquirir la propiedad de un suelo baldío a través de su roturación y, por tanto, de su conversión en área productiva. Los primeros actos documentados de este tipo, de los siglos VIII y IX, presentan rasgos de espontaneidad y de estar al margen de cualquier programa de repoblación global. Más adelante, ya hacia el siglo X, la ‘presura’ fue asumida por la monarquía como un mecanismo básico, normalmente confirmatorio de colonizaciones previas. Sea como fuere, en todas las oportunidades, este régimen legal posibilitaba en la práctica la superposición jerárquica de poderes sobre quien poseyera un terreno, quizá en su momento sin títulos seguros.

La gente que comenzó a rellenar la superficie existente entre las montañas cantábricas y el Duero podía tener su origen en esta misma región. Pero entre los nuevos colonos había también pobladores procedentes de las comarcas más septentrionales, y mozárabes que seguían afluyendo desde al-Andalus ante su difícil situación allí. El encuadramiento de este variado contingente de personas supuso, como ocurría en las dinámicas de este género, redistribuir el poblamiento, intensificar la actividad productiva, y consolidar la pertenencia de la zona colonizada a un ámbito político determinado (el astur, en este caso). De ahí derivó una proliferación de formas de hábitat campesino en las que, de modo paulatino, se fue imponiendo –en la cuenca del Duero y en el conjunto astur, aunque fuera con disparidades comarcales– el triunfo de la aldea como unidad compacta de familias conyugales. Asimismo, de ahí derivó también la fortificación de todo el espacio cercano al Duero, que se completó durante el gobierno de Alfonso III y de su hijo y sucesor García (910-914) con varios objetivos: fijar los límites tangibles del reino, controlar el territorio, defenderlo de los musulmanes, dar cobertura política y militar al avance colonizador, y garantizar el sometimiento de la población y la explotación de los recursos. La línea del Duero quedó estabilizada así como frontera astur a inicios del siglo X, y no se movería de manera importante hasta finales del XI. Entre ambas fechas, la colmatación demográfica y la organización institucional y social del amplio espacio que incluía el reino pasaron a ser preocupaciones cardinales de la sociedad y las instancias de poder del occidente cristiano peninsular.

Un buen síntoma de esto último lo constituye el traslado de la capital astur de Oviedo a León en torno a 914. Tal circunstancia debió ser el resultado de las nuevas necesidades creadas en un reino que había crecido mucho desde hacía más de cincuenta años y, además, en cuyo ya extenso territorio se acentuaban las diferencias regionales y hasta las tendencias centrífugas. De hecho, al menos tres grandes áreas estaban definidas con mayor o menor claridad entonces, siempre a principios del siglo X: al oeste, Galicia y su prolongación meridional; en el centro, el eje Asturias-León; y al este, la primitiva Castilla, topónimo que había surgido ya en el siglo IX para identificar una zona del oriente astur muy fortificada, expuesta con frecuencia a los ataques musulmanes, y también muy relacionada con los vascones. En este contexto, la andadura política del núcleo que ahora puede pasar a llamarse ‘leonés’ vino marcada, a partir de estos momentos, por las peleas sociopolíticas y territoriales internas y, cómo no, por el enfrentamiento con un al-Andalus que, justo en la misma mitad inicial del siglo X, comenzaba una etapa de apogeo y vigor indiscutibles.

Los primeros núcleos de resistencia al Islam
David Igual Luis, 2014
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por wad ras el 9/6/2014, 12:04 am

El Reino cristiano astur es lo suficientemente desarrollado, tanto administrativamente como culturalmente, como para dar pie, a finales del propio siglo VIII a la famosa réplica teológica del Beato de Liébana frente a la herejía del colaboracionista Elipando.  Esa contiendo dialéctica, en la que posteriormente se implica Felix de Urgel, y que va a requerir ni más ni menos que de la intervención del Papado de Roma, evidencia que Asturias es un Reino que tiene suficiente relevancia como para que la autoridad islámica central de Córdoba y el Papado de Roma le dediquen atención considerable.
avatar
wad ras

Cantidad de envíos : 3666
Edad : 42
Localización : ESPAÑA
puntos patrióticos : 9056
Registro : 22/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 9/6/2014, 1:12 am

@wad ras escribió:El Reino cristiano astur es lo suficientemente desarrollado, tanto administrativamente como culturalmente, como para dar pie, a finales del propio siglo VIII a la famosa réplica teológica del Beato de Liébana frente a la herejía del colaboracionista Elipando.  Esa contiendo dialéctica, en la que posteriormente se implica Felix de Urgel, y que va a requerir ni más ni menos que de la intervención del Papado de Roma, evidencia que Asturias es un Reino que tiene suficiente relevancia como para que la autoridad islámica central de Córdoba y el Papado de Roma le dediquen atención considerable.

En efecto, a lo largo de la cordillera y al poco tiempo de la invasión ya se ve el germen de lo que será el reino. Y el nutrido grupo de inmigración mozárabe (cristianos árabes) será clave en el proceso de avance. Por cierto que este tipo de emigración comience ya en la temprana fecha del siglo VIII nos deja claro lo "tolerantes" que eran en el emirato de Córdoba con los no musulmanes.
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por wad ras el 9/6/2014, 8:17 am

@Sevillano escribió:
@wad ras escribió:El Reino cristiano astur es lo suficientemente desarrollado, tanto administrativamente como culturalmente, como para dar pie, a finales del propio siglo VIII a la famosa réplica teológica del Beato de Liébana frente a la herejía del colaboracionista Elipando.  Esa contiendo dialéctica, en la que posteriormente se implica Felix de Urgel, y que va a requerir ni más ni menos que de la intervención del Papado de Roma, evidencia que Asturias es un Reino que tiene suficiente relevancia como para que la autoridad islámica central de Córdoba y el Papado de Roma le dediquen atención considerable.

En efecto, a lo largo de la cordillera y al poco tiempo de la invasión ya se ve el germen de lo que será el reino. Y el nutrido grupo de inmigración mozárabe (cristianos árabes) será clave en el proceso de avance. Por cierto que este tipo de emigración comience ya en la temprana fecha del siglo VIII nos deja claro lo "tolerantes" que eran en el emirato de Córdoba con los no musulmanes.


Exactísimo, las evidencias de exilios masivos hacia el norte cristiano ya en el propio siglo VIII es un dato que molesta muchísimo a los defensores del mito delirante del "Al Andalus de las tres culturas en tolerancia". A los seguidores de los delirios de Ignacio Olague o de GOnzález Ferrín les da por proponer la quema completa de todos los ejemplares de la Crónica Mozárabe del 754.
avatar
wad ras

Cantidad de envíos : 3666
Edad : 42
Localización : ESPAÑA
puntos patrióticos : 9056
Registro : 22/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 9/6/2014, 9:00 pm

@wad ras escribió:

Exactísimo, las evidencias de exilios masivos hacia el norte cristiano ya en el propio siglo VIII es un dato que molesta muchísimo a los defensores del mito delirante del "Al Andalus de las tres culturas en tolerancia". A los seguidores de los delirios de Ignacio Olague o de GOnzález Ferrín les da por proponer la quema completa de todos los ejemplares de la Crónica Mozárabe del 754.

Pero es que además no se comprendería el fenómeno de no ser por ese aporte humano. El reino visigodo quedó desmantelado y la sociedad hispano-romana incomunicada del resto de Europa bajo el control musulmán. Qué estaría pasando cuando muchos decidieron abandonar el clima agradable y espacio urbano del Valle del Guadalquivir para irse a los montes del norte, lluviosos y articulado en torno a pequeñas villas. 

El mito de esa Al-Andalus tolerante, cultural y rica (como si no hubiese habido minería y agricultura antes en la Península Ibérica) es en muchos casos una tonta interpretación de lo que fue en realidad momentos puntualísimos como el período de al Hakam II. En efecto, este califa destacó sobre la inmensa mayoría de los líderes árabes peninsulares por una preocupación por la cultura más allá del Corán. Lo que deberíamos preguntarnos es ¿qué representaba esta preocupación del califa y su corte por la cultura para el resto de la sociedad? Y más aún ¿era sinónimo de tolerancia religiosa real que el califa se rodease de letrados y pompa?
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por wad ras el 9/6/2014, 11:04 pm

La "tolerancia" del Al Andalus era, en el mejor de los casos, sinónimo de vivir bajo un yugo opresor, de ser ciudadano de tercera categoría, era más bien sinónimo de "te soportamos y te dejamos vivir oprimido y subyugado porque no nos interesa matarte" más que la tolerancia en su acepción actual.

Los defensores de ese delirio andalucista parecen ignorar que también los judíos y musulmanes gozaban de "tolerancia" en los reinos cristianos. Y que a partir de las oleadas integristas de almorávides y almohades, los judíos preferían mil veces vivir bajo las leyes de la Corona de Castilla que a los tolerantes musulmanes de Al Andalus.
avatar
wad ras

Cantidad de envíos : 3666
Edad : 42
Localización : ESPAÑA
puntos patrióticos : 9056
Registro : 22/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 9/6/2014, 11:12 pm

@wad ras escribió:La "tolerancia" del Al Andalus era, en el mejor de los casos, sinónimo de vivir bajo un yugo opresor, de ser ciudadano de tercera categoría, era más bien sinónimo de "te soportamos y te dejamos vivir oprimido y subyugado porque no nos interesa matarte" más que la tolerancia en su acepción actual.

Los defensores de ese delirio andalucista parecen ignorar que también los judíos y musulmanes gozaban de "tolerancia" en los reinos cristianos. Y que a partir de las oleadas integristas de almorávides y almohades, los judíos preferían mil veces vivir bajo las leyes de la Corona de Castilla que a los tolerantes musulmanes de Al Andalus.

Eran pueblos del libro. y debían pagar un impuesto especial llamado la Yizia. No podían construir nuevos templos, hacer ostentación pública de su religión y estaban automáticamente marginados de los puestos del poder. Y esto era durante la época "tolerante". En efecto con almorávides y almohades debieron salir del sur escopetados los que quedaba. 

La campaña militar que culminó con la victoria en las Navas de Tolosa fue parcialmente financiada por judíos de Toledo.
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por wad ras el 9/6/2014, 11:40 pm

@Sevillano escribió:

La campaña militar que culminó con la victoria en las Navas de Tolosa fue parcialmente financiada por judíos de Toledo.


Exacto, y por eso los cruzados de otras partes de Europa, fuertemente antisemitas, no entendía el buen trato que en comparación daban los españoles a "sus judíos". El Rey Alfonso impartió instrucciones expresas de evitar excesos o abusos contra la población judía; lo cual enfadó bastante el contingente extranjero.
avatar
wad ras

Cantidad de envíos : 3666
Edad : 42
Localización : ESPAÑA
puntos patrióticos : 9056
Registro : 22/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 10/6/2014, 1:18 am

@wad ras escribió:

Exacto, y por eso los cruzados de otras partes de Europa, fuertemente antisemitas, no entendía el buen trato que en comparación daban los españoles a "sus judíos". El Rey Alfonso impartió instrucciones expresas de evitar excesos o abusos contra la población judía; lo cual enfadó bastante el contingente extranjero.

Oh, no antisemitas. El antisemitismo tiene unas connotaciones raciales y el racismo se inventó en el XIX. Eran más bien antijudíos.

Me gustaría citar la opinión de Joseph Pérez a este respecto:

En el capítulo que dedicamos a la situación de los judíos en la España medieval señalamos las diferencias que conviene establecer entre los conceptos de antijudaísmo, racismo y antisemitismo. Vimos cómo el concepto de raza, en el sentido actual de la palabra, surge en 1853-1855 con el Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas de Arthur de Gobineau. El antisemitismo moderno es un poco posterior. Aparece, en 1873, cuando el periodista alemán Wilhelm Marr utiliza la palabra antisemitismo en el sentido actual, como descalificación de un grupo étnico, concretamente el judío. Antes, lo que había no era racismo ni antisemitismo, sino antijudaísmo de signo religioso, conforme al cual los judíos forman un pueblo maldito por haber dado muerte a Cristo —es la tesis del pueblo deicida— y por negarse a admitir que Cristo era el Mesías y que, por lo tanto, la ley de Moisés había caducado: el cristianismo era la continuación y la superación del judaísmo bíblico; la presencia de los judíos en una sociedad cristiana era la que suscitaba la ira de Dios y sería, por consiguiente, la causa de muchas calamidades —pestes, guerras, crisis...— que aquejaban periódicamente el mundo occidental como castigo de Dios impuesto a los que consentían a tal presencia. A mediados del siglo XIX, el antisemitismo racista supone un planteamiento distinto: antes, se censuraban las falsas creencias religiosas; ahora, se denuncia la raza; uno puede cambiar de creencia: es el caso de los conversos que se han hecho cristianos al recibir el bautismo; pero nadie puede cambiar de raza. Además, las nuevas ideologías declaran que las razas no son iguales ni en dignidad ni en capacidades: una —la raza aria— es superior a las demás; el mestizaje racial es la peor de las catástrofes que pueden amenazar a la sociedad.
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por wad ras el 10/6/2014, 2:41 am

Se acepta la enmienda contextual. Antijudíos, pues.
avatar
wad ras

Cantidad de envíos : 3666
Edad : 42
Localización : ESPAÑA
puntos patrióticos : 9056
Registro : 22/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 10/6/2014, 3:08 am

@wad ras escribió:Se acepta la enmienda contextual. Antijudíos, pues.

No era un reproche jaja. Es que encima la medida de 1492 no tenía nada de antisemita, como muchos pretenden señalar.
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por wad ras el 10/6/2014, 11:41 pm

@Sevillano escribió:
@wad ras escribió:Se acepta la enmienda contextual. Antijudíos, pues.

No era un reproche jaja. Es que encima la medida de 1492 no tenía nada de antisemita, como muchos pretenden señalar.

Reproche no, enmienda al texto de la ley como dije. Y gustosamente se asume.  birras  victoria
avatar
wad ras

Cantidad de envíos : 3666
Edad : 42
Localización : ESPAÑA
puntos patrióticos : 9056
Registro : 22/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por CIIEC el 11/6/2014, 12:09 am

Hay que saber diferenciar entre judíos y semitas. Por eso yo impugno el término ”antisemitismo". El judaísmo es una religión a la que no sólo pertenecen los integrantes de la raza semítica, herederos del bíblico Sem, hijo de Noé. Cuando hablamos de raza judía, estamos refiriendo a la raza semítica, pero no olvidemos que el 85% de los semitas son los árabes.
avatar
CIIEC

Cantidad de envíos : 198
Edad : 32
Localización : Valencia
puntos patrióticos : 2183
Registro : 04/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Sevillano el 11/6/2014, 12:25 am

@CIIEC escribió:Hay que saber diferenciar entre judíos y semitas. Por eso yo impugno el término ”antisemitismo". El judaísmo es una religión a la que no sólo pertenecen los integrantes de la raza semítica, herederos del bíblico Sem, hijo de Noé. Cuando hablamos de raza judía, estamos refiriendo a la raza semítica, pero no olvidemos que el 85% de los semitas son los árabes.

Y luego los judíos askenasíes, que descienden de los jázaros. Que yo sepa no son semitas:

http://es.wikipedia.org/wiki/J%C3%A1zaros
avatar
Sevillano

Cantidad de envíos : 950
Edad : 32
Localización : Sevilla
puntos patrióticos : 4552
Registro : 05/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los primeros núcleos de resistencia al Islam en la Península Ibérica

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.